jueves, 18 de diciembre de 2014

Por ahi todavia hay alguien que me quiere escuchar.

Releo los posts y puedo ver la vida pasar como en una película. Los chicos son chiquitos y me necesitan. 
Hoy los chicos son grandes. Adolescentes grandes. Mi casa se llena de señores que se afeitan y mujeres que trabajan, manejan y hablan de mudarse e ir a la universidad. Son personas grandes, hacen ruido, salen, entran y se vuelven a ir. Cuando están ocupan mucho espacio y cuando se van dejan un vacío tremendo. 
Sofía está entrando en el último semestre su último año de secundario. Eso significa que en ocho meses ya no va a vivir más en casa. A mí eso me parece tremendo, pero pongo cara de valiente. No es una cara, es una careta que se borronea con las lágrimas que brotan de mis ojos cuando pienso mucho en esto. 
Pero bueno, no todas son pálidas. Es lindo verlos crecer y transformarse en estos seres humanos maravillosos, llenos de sueños. Personas opinionadas, apasionadas y sobre todo buena gente. 
Querría poder poner en palabras lo desgastante y difícil que es el proceso de aplicar a las universidades. Lo caras que son y lo competitivo que es todo el tema, pero eso merece todo un post aparte. Sofi aplicó a 12 universidades y hasta ahora le contestaron cinco  (entro en cuatro y quedo en la lista de espera de una), de el resto todavia no sabemos nada.

4 años de colegio secundario
12 AP (materias de college cursadas y aprobadas)
1 proyecto anual de TPSP
178 horas de trabajo voluntario
5 años matemáticas de secundaria
5 años de idioma extranjero de secundaria
5 años de ciencias de secundaria
4 años de lengua inglesa de secundaria
4 años de Estudios Sociales de secundaria
3 PSAT
2 SAT
2 ACT
4 años de soccer
2 años de Spanish Honor Society
2 años de clubs varios
5 premios de fin de año en excelencia académica
1 certificado con los honores más altos del College Board
1 año de tutoría voluntaria de español
2 trabajos pagos
2 posiciones de leadership durante dos años consecutivos
3.9 GPA (como un 9.80)

Todas estas cosas hizo mi Sofia para poder aplicar a una universidad decente y todavía no tiene la vaca atada. 


 Ella.

 Es hincha de los Texans (este es su jugador favorito).

 Ellos. Se aman, se pelean, se aman.

La que que tiene una inteligencia emocional envidiable.

Ultimo primer dia de clases para Sofi.

El ama el rugby.

La selfie grupal obligada

Los pollos.


Mi Simon, que es tan inteligente y tiene los sentimientos a flor de piel.






Reactions: