sábado, 11 de junio de 2011

Las Amigas

Últimamente el tema amigas anda rondando mi cabeza. Creo fervientemente que las amigas te calientan el alma, te oxigenan la vida y te planchan las arrugas de la cara.
Estoy pasando un periodo en el que extraño a las amigas, pero no necesariamente a mis amigas. Extraño la sensación de la amiga. Acá las minas están a mil. Siempre tenes la sensación de que tienen que estar en otro lado. El siguiente en la lista.
La semana pasada, por ejemplo, nos juntamos a tomar algo en un bar. Nos juntamos a eso de las siete, para las ocho y media (que acá es como las diez y media en Arg) a la mayoría les había agarrado ‘ese’ apuro y se empezaron a poner nerviosas, agarradas a sus carteras. Hasta el momento nos habíamos estado riendo a pata suelta. Yo tenia ganas de decirles: “Me queres decir a donde te tenes que ir a esta hora?” Pero me calle. Es así si almorzas, si tomas café o si vas a un bar. Siempre están apuradas. Quien las corre? Porque no se pueden relajar? Porque no se lo permiten? Es así en todos lados? O sólo en la ciudad? Es como con los hijos. Hay que llenarlos de actividades. Tienen que tomar clases de piano, de dibujo, de origami, jugar baseball, football, basketball, etc. Todo junto. Una clase detrás de la otra. Así después cuando son grandes tienen la misma sensación de apuro que los padres. En el verano tiene que ir a un Camp detrás del otro. Esta mal visto que duermas a pata suelta hasta tarde, flotes en la pileta y mires TV hasta las mil horas de la noche. Me miran absortas (yo creo que en el fondo, un poco, me envidian) cuando me preguntan que van a hacer los chicos durante las vacaciones y yo contesto un par de Camps y después verse con amigos y ‘just lounge’. Me dan ganas de decirles: “Señora el ocio es importante!”.
También esta Ceci, mi amiga argentina que vive acá. Es mi amiga telefónica porque trabaja full time. Ella esta apurada y ocupada, pero con fundamento. Trabaja muchas horas por día. Igual estamos en sincro, nos queremos y nos acompañamos. Cuando logramos juntarnos es una catarata de palabras y carcajadas.
Me pregunto si volviese a Argentina mis viejas amigas seguirian siendo mis amigas. La distancia, la perspectiva, las distintas experiencias abrieron un abismo entre nosotras. No se. Yo ya no soy la minita de San Isidro que fue a colegio pretencioso de pollerita escocesa que no sabe que hay un mundo más allá de la panamericana. Hay cosas que ya no entiendo y otras que me irritan hasta decir basta. Tal vez si. Tal vez la comodidad de las viejas amigas, los recuerdos y las risas compartidas cierren ese abismo. A lo mejor todo vuelve. Quien sabe.
Tengo una amiga, muy amiga, Amichi del Alma, con la que eskaipeo de vez en cuando, pero tampoco. Se abrió un abismo. No se cuando ni como. No te das cuenta y la vida te pasa. Nos queremos mucho pero ya no nos importamos tanto. De los dos lados. Tal vez sean los tiempos que estamos viviendo. Distintos, profundos, pero de cada una. Se entiende? Sin querer, no hay espacio para la otra. Nos miramos sin vernos. No me preocupa. No duele. Creo que nos vamos a encontrar cuando seamos viejitas y lo esencial va a estar ahí. Nos vamos a mirar a los ojos y nos vamos a ver, otra vez.
Mientras tanto me conformo con las apuradas, mi amiga telefónica y con mi mama, que ahora es mi amiga y no esta apurada.
    
Reactions:

14 comentarios:

  1. Muy cierto lo que decís, a mi, que también estoy lejos de mis amigas de toda la vida, me pasa. Nos juntamos, el amor está, el pasado compartido está, pero hoy estamos lejos y no solo contados en distancia física. De repente toman desiciones que no tienen nada que ver con las personas que yo conocí una vez y no las entiendo, y las repruebo, y me da rabia. Pero las quiero y ojalá algun día podamos estar nuevamente en la misma sintonia.

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo, ultimamente me pasa que estoy haciendo mi camino y ese camino parece apartarme de todo lo demas. A veces me siento sola, mas que nada cuando mis amigas estan en otra totalmente y las extraño.
    Hay muchas que se han ido hace tiempo fuera el pais y asi se va llenando mi lista de "mejores amigos" con los que hablo cada tantos meses...
    Espero nos podamos encontrar nuevamente.

    saludos

    Carola

    ResponderEliminar
  3. Lindo tu post. Y muy buena tu reflexión. Yo creo que así como no somos las mismas que éramos cuando nos conocimos con algunas amigas, tampoco la amistad se mantiene igual con el paso del tiempo. Yo mantengo un par de amigas del cole y fui haciendo amigas nuevas por la vida. Hoy elijo con quien quiero compartir mis ratos de ocio. Y trato de cuidar esas amistades que son valiosas, más allá del desgaste, las hormonas, las fluctuaciones del ánimo y tantos enreverados del mundo femenino...
    El ocio es negocio!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¿a q colegio fuiste?

    del colegio a mi no me quedan casi amigas...ahora son otras las q elijo, y está bueno.

    ResponderEliminar
  5. Esa sensación de amigas charlando, y toda la vida por delante dirás?
    Ese encuentro, comunión.. hoy creo que no vuelve... ojalá me equivoque!!!

    ResponderEliminar
  6. Bubu, si podés tener a tu mamá como tu amiga a nuestra edad, es lo más importante!!!

    Y las amigas de la infancia, esas que compartieron tu tiempo hace rato no tienen porque ser amigas hoy. Cambiamos y eso es bueno, y en ese cambio cambia nuestro entorno, nuestras amistades, todo!!

    Si vineras a Buenos Aires tal vez, algunas de tus nuevas amigas podamos ser las que leemos tu blog y nos sentimos afines a vos!!

    Con respecto a lo que decís de llenarle al vida a los chicos de actividades, coincido. De los momentos de ocio y de aburrimiento de India (que promuevo y estimulo) sugen ideas y juegos y dibujos geniales!!!

    Un beso y buen domingo...

    Querés ser mi amiga?...

    ResponderEliminar
  7. Laura: fui al Godspel en la Horqueta...

    Mara: No ya se que eso no existe mas y me alcanza con lo que tengo. Solo era una reflexion (las apuradas me ponen un poco nerviosa).

    Gabi: Si quiero ser tu amiga!

    ResponderEliminar
  8. No Bubu, no son las minas de la ciudad que andan apuradas, en este "pueblo" donde vivo es exactamente lo mismo. Las invitas a cenar: llegan a las 6 y media y a las 7 y media estan "done", vas al cine, te encuentran en la puerta, salen del cine y estan "ready to go"....siempre con el cohete en el traste como decia mi viejo. Por suerte, cuando voy a Argentina me encuentro con Andrea, mi amiga de Facultad y sguimos con la charla como si nos hubieramos visto el dia anteior. A mi marido le pasa lo mismo con Alfre, su amigo de la secunadaria. La diferencia entre la gente de aca y la de alla es que, por lo general, se que esperar de los argentinos. Despues de mas de 20 anos aca, sigo sin entender a los americanos!

    ResponderEliminar
  9. A mí la vida me transformó dos amigas-compañeras de colegio en cuñadas! (una es mujer de mi hermano, la otra hermana de mi marido)
    Coincido en que al ir cambiando nosotras mismas, nuestro entorno, nuestra vida, es poco probable que sigamos manteniendo con las amigas de antes el feedback del que gozábamos. Y que hacer amigas nuevas "de grandes" tiene un encanto diferente.
    Ahora, con respecto al acelere... me revienta, qué querés que te diga! No creo que me bancaría ese ritmo americano. Qué suerte que tenés a Ceci!
    Y yo también quiero ser tu amiga! :))

    ResponderEliminar
  10. huy me odiarias!!! mi vida es muy parecida a la de tus amigas, tengo a mi mejor amiga en frente y nos hablamos por mensaje o tel, es que las dos estamos a mil,nos vemos cuando entramos, cuando salimos cuando sacamos la basura.... pero chusmeamos a las dos de la mañana por mensaje de texo....
    besos enormes

    ResponderEliminar
  11. ME ENCANTA COMO ESCRIBES!!!!!!!! has descrito a la perfección diferentes tipos de amistad , muy distintos, pero amistad al fin y al cabo.Saludos.ANA

    ResponderEliminar
  12. Bubu que bello post!!! y que nostalgico tambien! Creo que siento igual que vos; veo que ocurre pero no como un drama o un problema, es como algo que simplemente es. Todas vamos cambiando, y la palabr amigo no deja de ser mas que eso, una palabra: algo demasiado pequeño apara abarcar tantas relaciones distintas que existen!
    Loque puedo acotar yo es que para mi el tiempo no existe; capaz no vi a una amiga por diez años, y luego nos volvemos a encontrar y es como si nos hubieramos visto ayer!
    Muchos besos Amiga!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Yo tambien pienso que hay momentos, y personas. Unas con quienes compartis aficiones y otras que no te unen más las cosas que te unían. Hay que disfrutar de la compañia en el momento en que llega a tu vida,nos van quedando hermosos recuerdos de gente que compartio esos momentos lindos... ummm que se yo se entendio , esto que escribi es un lio. Besos Gabi labianqueria.blogspot.com( podre dejar el mensaje?)

    ResponderEliminar
  14. yo tengo amigas en Argentina con las que no estoy muy en contacto en el "cotidiano", de las cuales no se bien en que andan, como estan sus hijos y si estan contentas con su laburo y todo esto a mi me da mucha angustia, pero por otro lado se que llego y nos resumimos toda esta ausencia con un millon de mates y nos llamamos 3 veces x dia ... eso lo extraño!
    de las amigas que hice aca una es muy "suiza" digo yo, porque casi que anda con la agenda en la mano todo el dia, creo que tiene que ver con que su vida se alejo mucho de la latinoamericaneidad y esta en otras cosas (obvio que cuando nos vemos nos hablamos todo, pero no es lo mismo) y la otra es una chilena casada con un uruguayo que sigue con las mismas costumbres: nos juntamos solas con todos los chicos, charlamos hasta tardisimo con un tecito de por medio y salimos cada tanto a sacar fotos juntas ...
    besote Bubu!

    ResponderEliminar